Usted disfrute de su propiedad,

deje que nosotros cuidemos de ella.

Av. Dos de Mayo 506. Ofic 201. Miraflores.

Central: 206 4268. RPM # 988 523704 RPC 940 151 501

14.9.14

MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Los edificios y estructuras creadas por los humanos son estructuras no naturales. Por lo mismo, tienen que recibir un mantenimiento constante porque si no se deteriorarían. Las actividades de mantenimiento de una construcción pueden incluir de todo desde limpiar un piso, reparaciones sanitarias, eléctricas o renovaciones mayores como quitar y reemplazar un techo.

Mantenimiento en curso

Tan pronto como se termina la construcción de un edificio, por naturaleza comienza un proceso de descomposición. Muchas formas de mantenimiento de un edificio se tienen que hacer de forma frecuente para retardar este proceso lo máximo posible. Esto incluye volver a pintar superficies pintadas cada tres a cinco años, volver a colocar tejas en los techos, reparar sanitarios e instalaciones eléctricas, y reemplazar cualquier vidrio roto o quebrado. Revisión, ajustes y lubricación a los equipos hidroneumáticos, entre otros. Cuando el mantenimiento se realiza bajo un cronograma un edificio se mantiene en buen estado de reparación y se reducen las posibilidades de enfrentar un problema mayor.

Limpieza

La limpieza es otro aspecto del mantenimiento de una construcción que se persigue de forma regular en la mayoría de los edificios que están en uso. La limpieza necesaria incluye barrer, trapear y aspirar pisos; lavar los interiores y exteriores de las ventanas; sacudir paredes y tuberías,  limpiar inodoros y otros accesorios de plomería; y a veces es necesario utilizar lavadoras de pisos eléctricas dependiendo el tipo de pisos. La suciedad puede ayudar a declinar un edificio.

Reparar

No importa qué tan consciente es el programa, el planeamiento de mantenimiento, todo edificio, en algún momento, requerirá alguna reparación. Una infección de termitas puede dañar los componentes de madera, la humedad severa puede hacer que los muebles de madera se doblen, que los muebles de metal se corroan, se oxiden y un fuerte viento puede quitar alguna teja del techo, o hacer que un árbol caiga sobre el edificio. Estas situaciones requieren la intervención de técnicos o personas especializadas que puedan dar solución al problema.

Renovación


La renovación se distingue de la reparación por la intención de crear algo nuevo. Una reparación se realiza sólo para arreglar un problema, mientras que una renovación puede ser agregar un nuevo ambiente, cambiar el tamaño de una ventana o tirar una pared de interior para lograr un espacio más grande. El mantenimiento, la reparación y la renovación frecuentemente se combinan en los planeamientos de mantenimiento integral de los edificios residenciales en busca de mantener y en el mejor de los casos, mejorar las condiciones de los bienes inmuebles. Tiene sentido económico someter los edificios a una renovación al mismo tiempo en que estás arreglando los problemas que se han desarrollado en los mismos.

4.9.14

EXCREMENTO DEL PERRO, UN PROBLEMA MOLESTO Y DESAGRADABLE

¿Crees que el excremento de tu perro sirve como abono o fertilizante natural para el pastito? ¿se hizo junto a un árbol y no se ve? ¿no recoges las heces de tu mascota? Recoger las heces de tu perro no solo es cuestión de estética, es necesario por razones de higiene. 


Desafortunadamente, muchos propietarios de perros no se sienten obligados a recoger la caca de sus perros porque tienen la creencia de que las heces del perro son un fertilizante natural. Pues no es cierto, es un error considerar el excremento canino un abono ecológico. 



El excremento del perro es tan tóxico como la basura humana, llena de bacterias, parásitos y otros patógenos que son transmisibles a los seres humanos y suponen un riesgo grave para la salud. La materia fecal que se queda en la vía pública termina convirtiéndose en polvo que contamina el aire, los depósitos de agua e incluso los alimentos preparados en la calle. Inhalar estos desechos puede provocar parasitosis, bacterianos y de micosis como la salmonella, la tifoidea o diarreas. 



Recoger las heces de tu perro reduce al mínimo las posibilidades de exposición a los huevos y larvas de gusanos, lombrices y otros parásitos que causan estragos en el sistema intestinal humano. Algunos parásitos que se encuentran en las heces del perro pueden causar lesiones oculares graves en los niños pequeños. 



Te ha pasado que estás paseando por el parque o  jardín y zas!!, pisas caca de perro, ¡¿lo has considerado como señal de buena suerte?!  O ¡¿Te dan ganas de ahorcar al dueño del perro?!  Desagradable, ¿verdad?. O Tal vez ni llegaste a pisarla, pero de pronto sientes el olor tan desagradable … Recuerda que niños y familias disfrutan jugando, caminando en los jardines y parques. NO RECOGER LA CACA DE TU PERRO NO ES SÓLO INSALUBRE, SINO TAMBIÉN GROSERO Y UNA MUESTRA DE FALTA DE RESPETO HACIA TUS VECINOS Y A TU FAMILIA MISMA.



Sé un dueño y vecino responsable

Seguramente has notado que más de un vecino te hace gestos o pone “mala cara”  cada vez que te ve a ti y a tu perro en el parque y más cuando sorprende a tu perro defecando.  Es lógico que las personas reaccionen así, después de todo ESTAS CONTAMINANDO con EXCREMENTO DE TU PERRO el espacio destinado para  paseos y caminata.


Toma acción!

Recicla todas las bolsas de plástico que recibes del supermercado, de las bodegas, etc. Cuando salgas a pasear a tu perro lleva contigo varias bolsitas. Colócate una bolsa en la mano como si fuera un guante, recoge las heces, voltéala, hazle un nudo y tírala en el bote de la basura y listo. Te puede resultar  asqueroso, pero tienes que hacerlo. Tus manos no habrán tocado el excremento. Por si acaso, lleva toallitas desinfectantes y gel antibacterial. 
Si ves a un vecino que no recoge las heces de su perro invítalo hacerlo ya que así estarás haciendo respetar tu derecho a vivir en un espacio saludable y agradable


“MUESTRA RESPETO POR TUS VECINOS EN LA MEDIDA QUE TE GUSTARÍA QUE TE RESPETEN A TI”  Ello garantizará la seguridad, el orden y la armonía en tu comunidad.

19.8.14

¡PELIGRO! 10 COSAS QUE JAMÁS DEBES METER EN EL MICROONDAS

1. UTENSILIOS DE COCINA
Cualquier metal debe mantenerse siempre fuera del aparato.  Aunque metales gruesos pueden soportar las ondas electromagnéticas, los metales finos, como las puntas de un tenedor, se calentarán tan rápido que pueden desencadenar un incendio.

2. HUEVOS
Un huevo crudo en el microondas es tan poderoso como una bomba Molotov, pues al calentarse el espacio que separa la clara y yema de la cáscara producirá una explosión.

3. PAPEL DE ALUMINIO
Igual, es metal delgado y desencadenará un incendio.  Si necesitás recubrir un recipiente para evitar salpicaduras, usa papel absorbente.

4. AJÍ 
Usar el microondas para calentar ají es como despedir gas pimienta en un ambiente cerrado. Al calentarse el ají liberará capsaicina, una sustancia volátil que impregna el ambiente irritando tus ojos y garganta.

5. VAJILLA ANTIGUA
Tener cuidado con la vajilla pintada a mano, pues esa pintura contenía metal; por tanto, hará chispas y puede causar un incendio.

6. UVAS
No sólo pueden explotar sino también prenderse fuego una a una provocando incendios si salen disparadas.

7. PAPAS
Se comportarán igual que las uvas.   Para cocinar papas en el microondas debes hacerle unos agujeros por donde escape el calor.  En caso contrario habrá explosión.

8. AGUA
Piénsalo dos veces antes de hervir agua en el microondas.  En la tetera el agua alcanza los 100° grados paulatinamente mientras se va evaporando.  En el microondas el agua puede alcanzar 300° ó 400° grados con tal rapidez que no tendrá tiempo de evaporarse.  Cuando abras la puerta y esa agua haga contacto con el aire frío del ambiente, saltará como un geiser sobre tu cara y manos, e incluso sobre los ojos y dejarte ciego.

9. ZANAHORIAS
Esa hortaliza contiene pequeñas dosis de hierro, magnesio y selenio, esto es de metales.  Si pones a calentar zanahorias crudas, después de unos segundos pueden desatar un arco iris de chispas.

10. ALCOHOL
Todo alcohol, incluidos los licores, son sustancias inflamables.  Intentar calentarlas en microondas provocará explosión.
.