Usted disfrute de su propiedad,

deje que nosotros cuidemos de ella.

Av. Dos de Mayo 506. Ofic 201. Miraflores.

Central: 206 4268. RPM # 988 523704 RPC 940 151 501

14.12.14

Cómo escoger un edificio de departamentos

Escoger un departamento para vivir puede ser una decisión difícil, porque cada uno tiene diferentes características y comodidades. Una vez que encuentres unos pocos departamentos que te gusten, debes escoger entre ellos comparando los edificios en los que se encuentran. Un edificio puede ser tan indeseable como para volver imposible vivir en un departamento, sin importar que tan perfecto pueda ser éste.
1.    Piensa dónde te vas a estacionar. Busca espacios reservados cerca de tu edificio, o en algún estacionamiento adyacente al edificio.
2.    Considera la disponibilidad de estacionarte en la calle. Estacionarte en la calle y pasar caminando por pequeñas tiendas hasta llegar a tu edificio parece ser una buena idea en un día soleado, pero imagínate cómo se sentiría tarde a la noche bajo la lluvia o la nieve y que no haya espacios cercanos disponibles.
3.    Busca transporte público. Así como debes considerar qué tan lejos estás dispuesto a caminar hasta tu automóvil, la distancia a la parada de autobús o de metro más cercana, especialmente si vas a hacer cosas como acarrear las compras.
4.    Considera conmutar si vas a pasar mucho tiempo en la ruta. Conducir una distancia demasiado larga al trabajo, o atascarse el el tráfico de la hora pico, te dejará menos tiempo para disfrutar de tu departamento. También encontrarás que gastar significativamente más dinero en combustible o en taxis hace de un departamento cercano una mejor opción.
5.    Averigua qué hay en vecindario, la distancia al parque más cercano, si hay alguna bodega cerca, y qué tan lejos tendrás que ir para conseguir una buena taza de café o una hamburguesa. Piensa en todos los lugares a los que vas más a menudo y busca un edificio que esté cerca de la mayor cantidad posible de ellos.
6.    Revisa cuál es la vista. Los departamentos en edificio que ofrecen vista a un parque serán más costosos que los que tengan vista al fondo de una tienda, pero la diferencia puede valer la pena si una vista terrible te puede hacer desistir de abrir las persianas y dejar entrar algo de luz solar.
7.    Pregunta si el edificio es cerrado. El ligero inconveniente de tener que detenerte y usar tu llave para entrar al edificio puede compensarse con la tranquilidad de saber que no serás una presa fácil de criminales, vendedores puerta a puerta, y quienes cuelgan menús de los picaportes.
8.    Mide qué tan ruidoso puede llegar a ser un departamento. Si el edificio aloja una piscina cubierta, un gimnasio, o un salón para fiestas, podrías experimentar más ruido del que puedas tolerar.
Un edificio que esté demasiado cerca de la autopista o de edificios comerciales que reciben mercadería muy temprano también experimentará mucho ruido.
Los elevadores pueden ser ruidosos, así como las puertas de salida hacia las escaleras. Si tu departamento está cerca de la entrada, tendrás que escuchar a los vecinos caminando por tu puerta a toda hora.
9.    Investiga la antigüedad del edificio. Un edificio antiguo puede resultar en una prima más alta del seguro para inquilinos por no cumplir con los más códigos de seguridad más recientes.

10. Conoce a tus potenciales vecinos. Un departamento puede ser muy barato por estar el edificio cerca de alguna universidad local, y estar lleno de ruidosos estudiantes. Puede ser el último recurso para inquilinos problemáticos que hayan sido desalojados de lugares mejores. O tus vecinos pueden ser personas perfectamente amables que no tengan nada en común contigo. Todas estas son razones para escoger otro edificio.

Fuente: Oscar Ávila

18.11.14

PREVENCIÓN Y SEGURIDAD

Si va al Banco…

• Elija cajeros automáticos con movimiento, de preferencia, los que están instalados en centros comerciales.
• Al salir del mismo, no lleve nada en la mano, camine con decisión y manténgase alerta.
• No deje grandes cantidades de dinero en la mano, cambiar cheques por cantidades altas es peligroso.
• Cuide sus chequeras y tarjetas de crédito y débito, no las pierda nunca de vista.
• Es preferible que deposite el cheque de su sueldo (si es el caso) o espere unos días después de la quincena para cobrarlo.
• Al hacer uso de los cajeros automáticos, guarde o destruya los comprobantes; así evitará fuga de su información financiera.
• Procure hacer sus diligencias financieras sin niños.

Si va a pie…

• Procure salir acompañado.
• Lleve la menor cantidad de dinero posible.
• Camine en sentido contrario al de los vehículos que van por la calle.
• Cruce las calles por los pasos peatonales o las áreas expresamente señaladas para ello.
• Camine con seguridad y siempre alerta sin ser demasiado aprensivo.
• Observe discretamente alrededor para comprobar que no lo siguen.

Evite….
• Caminar por calles oscuras o donde estén realizando excavaciones y/o construcciones.
• Caminar a la misma hora y por el mismo lugar todos los días.
• El uso de joyas y ropa llamativa.
• El trato con vendedores ambulantes o personas extrañas, sobre todo si están en grupo.
• Hablar por celular en forma distraída. Detenga su marcha y ubíquese, en lo posible, contra una pared; si no, cualquier descuido puede ser aprovechado por los amigos de lo ajeno.
• Abordar un taxi que tenga placas de transporte público y no suba si el conductor va acompañado.


PREVENCIÓN Y SEGURIDAD


Más vale prevenir...

• Preste atención a la puerta de su casa. No facilite la entrada a desconocidos.
• No haga ostentación de riqueza. Evite dar motivos a los ladrones para pensar que su casa es un buen objetivo.
• Tenga cuidado al contratar al servicio doméstico. Pida referencias y observe su comportamiento durante los primeros días.
• Cierre las ventanas siempre que salga de casa, aunque sólo se ausente media hora.
• No ponga en sus llaves ningún dato, y preste atención cuando haga duplicados.
• Cambie la cerradura en los siguientes casos: al instalarse en una vivienda nueva, al habitar una casa alquilada anteriormente, si ha reformado su casa y algún trabajador ha tenido acceso a las llaves y siempre que pierda las llaves.
• No comente en público que va a salir de vacaciones.
• No deje evidencias de que la casa está vacía. Encargue a un vecino que recoja la correspondencia del buzón. Facilítele un teléfono de contacto donde poder localizarle si ocurre algo.
• Instale un temporizador que encienda y apague la luz o la radio en diferentes horarios, simulando que hay gente en casa.
• Sea solidario y avise a la policía si percibe algo extraño en la casa de un vecino.


PREVENCIÓN Y SEGURIDAD

AL SALIR DE VACACIONES:

• Procurar subir maletas al carro una noche antes o procurar en la medida de lo posible que nuestra salida sea lo más discreta posible.
• No cargar fuertes sumas de dinero durante la salida, se recomienda llevar tarjetas de crédito o debito.
• Si requerimos trasladarnos al aeropuerto o terminal de autobuses en taxi, solicitar un auto oficial de la central de taxis, NUNCA ABORDAR TAXIS EN LA CALLE CON MALETAS.
• Identificar el equipaje con alguna seña especial o particular, que esté bien amarrada. Existen muchas maletas similares y el colocarles una seña puede ser muy útil y ahorrarnos tiempo.
• No guardar en las maletas dinero, documentos de identificación, cámaras o laptop eso se debe llevar en una bolsa de mano o consigo mismo.

14.10.14

PREPARAR EL PRESUPUESTO DEL EDIFICIO

La preparación del Presupuesto tiene ocupados en esta época a muchos copropietarios y administradores, por lo que vale la pena recordar algunos puntos esenciales y tener en cuenta las siguientes sugerencias.
La definición del Presupuesto es una función del Administrador o en todo caso de la Junta de la Propietarios, quien deberá presentarlo para su estudio al Consejo de Administración, que a su vez será quien lo presente a la Asamblea General de Copropietarios.
La Junta de Propietarios en Asamblea es quien deberá dar su aprobación final a este presupuesto, que servirá para fijar las "Cuotas de Mantenimiento".

PRINCIPIOS BÁSICOS:
En el Presupuesto deben incluirse partidas o "Rubros" destinados a cubrir cada uno de los gastos en que incurrirá la copropiedad. Estas partidas están relacionadas con la Administración, Funcionamiento y Conservación, y agrupan "rubros" como Vigilancia, Servicios Públicos, Mantenimiento, Reparaciones, Suministros, Contabilidad y otros.
El cálculo de las partidas correspondientes debe ajustarse al gasto esperado, deben ser los más reales posibles, por lo que se deben tener en cuenta varios factores, que pueden variar de acuerdo a cada rubro. Por ejemplo, servicios como Vigilancia, Administración, Contabilidad, Mantenimiento de ascensores, Mantenimiento de Jardines y otros se manejan mediante Contratos, por lo general con vigencia de un año, por lo que su costo no variará durante ese tiempo. Se puede entonces hacer un cálculo exacto de los respectivos rubros. Normalmente los clasificamos como "Costos Fijos".
Otros rubros, como los Servicios Públicos, (Electricidad, Agua Potable, Teléfono, Gas) Suministros (Papelería, Materiales y Útiles de Aseo, Luminarias, etc.) Reparaciones (Gasfitería, Electricidad, Cerrajería, Pintura etc.) son "Costos Variables", y su cálculo es un poco más complejo. Debemos tener en cuenta factores como tarifas o costos actuales, índice de Inflación esperada, necesidades específicas de la copropiedad, la antigüedad de la propiedad, el deterioro normal, vencimiento de garantías, y (Muy importante) el comportamiento histórico de estos Rubros, es decir el promedio del gasto en el pasado. Para ello, nos debemos basar en los informes de Contabilidad, principalmente en el "Estado de Ganancias y Pérdidas". Una vez conocemos el promedio de gastos en los ejercicios anteriores, aplicamos los porcentajes correspondientes a las alzas esperadas por inflación, nuevos impuestos, y cualquier otro factor que razonablemente pueda influir en el comportamiento del rubro, y tendremos así un cálculo bastante aproximado a lo que será el gasto real.

¡DOS PRINCIPIOS BASICOS PARA NO OLVIDAR!:

1°- ¡NO INFLAR EL PRESUPUESTO!
En algunas ocasiones, en su afán de asegurar un presupuesto que cubra todas las necesidades del Edificio o Condominio, algunos administradores o Junta Directivas pueden caer en el error de elaborar presupuestos "Inflados" o supervalorados, que dan como resultado un incremento exagerado de la cuota de administración, y generan inconformidad entre los copropietarios. Debe tenerse en cuenta que las Copropiedades son entidades "Sin ánimo de Lucro" y que los superávits, (Sobrantes) de los Ejercicios anteriores se pueden aplicar al presupuesto para reducir los incrementos en la cuota. Naturalmente es muy conveniente poseer un Fondo de Reserva que pueda usarse en casos de emergencia, y algunos rubros como "Imprevistos", que permitan asumir gastos no presupuestados, pero sin exagerar.

2°- ¡NO QUEDARSE CORTO!
Otras veces, se puede caer en el extremo contrario al presentar presupuestos por debajo de los costos reales, lo que generará a mediano y largo plazo grandes inconvenientes. Un presupuesto demagógico o "político", podrá generar menos resistencia a la hora de ser revisado y aprobado por la Asamblea, pero terminará por agotar las reservas logradas anteriormente, dejará a la copropiedad indefensa ante posibles eventualidades y en el peor de los casos generará Déficits que se traducirán en un mal servicio, la imposibilidad de acometer a tiempo obras de mantenimiento, conservación o mejoras, lo que a su vez ocasionará deterioro en las edificaciones, equipos y demás bienes comunales, depreciación de la propiedad, (Que es su inversión!) y desprestigio para la administración.


Fuente: aiphltda

27.9.14

MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Dentro del término MANTENIMIENTO cabe incluir la renovación y mejora de las instalaciones existentes. Es práctica y bastante común el continuar con equipos obsoletos mucho después de convertirse en una carga financiera. Una politica adecuada de reposición de instalaciones puede ser útil para el buen funcionamiento de un edificio.Los principales objetivos del mantenimiento son:
  • Alargar la vida en óptimas condiciones de los edificios, disminuyendo al máximo el deterioro de del patrimonio inmobiliario
  • Aumentar la seguridad en el edificio, al conservar en perfecto estado los sitemas de seguridad y evitar que el mal uso y estado de las instalaciones pueden provocar siniestros que afecten a las personas y al inmueble.
  • Evitar al máximo la parada de las instalaciones, que en algunos casos puede dar lugar a la no utilización del edificio, con los problemas a que esto pueda dar lugar. Hay que tener en cuenta que en los grandes edificios puede haber más de 1,000 personas desarrollando actividad y de alguna manera debe garantizarse el funcionamiento del edificio durante las horas de mayor actividad.
  • Disminución de los costes energéticos. Una instalación bien conservada consume menos energía.
  • Mayor confort para los ocupantes del edificio.