INSCRIPCIÓN DE PROPIEDAD INMUEBLE EN SUNARP - Compraventa y alquiler

Administracion de Edificios

INSCRIPCIÓN DE PROPIEDAD INMUEBLE EN SUNARP

Evite preocupaciones, registre su PROPIEDAD en SUNARP.

A continuación tres consultas sobre la temática del título de propiedad inmueble, compraventa y las ventajas de Registrar sus inmuebles en Sunarp.


Consulta Nº 1.- “Teníamos un terreno en Arequipa, antes era hacienda, lo vendimos a un primo que vive cerca de allí; mis hermanos cada uno tiene su familia en Lima, no quisimos firmar el contrato en Notarias porque es muy difícil, porque mis 5 hermanos no tienen tiempo para que vayan a firmar, cada uno vive lejos. ¿Las herencias de esos terrenos es necesario que sean firmados en notarias?”. Luisa.
Respuesta:
Sí, es necesario, porque firmar en Notaria al menos sirve para certificar la firma de los hermanos vendedores así como del comprador (primo). En estos casos, casi siempre, todo se reduce a una buena fe de ambos, pero muchas veces esa buena fe no vale tanto como la palabra escrita.
Un aspecto crucial en la venta de terrenos rurales es que, en su mayoría, no están registrados en SUNARP, por ello hay que tomar muchas seguridades legales a la hora de comprarlos, por la posibilidad de ventas duplicadas, trplicadas y re-ventas en cadena.
Pero también, a la hora de venderlos se debe contar con medidas de seguridad legales, igualmente importantes. En efecto, a la hora de vender las herencias, se trata, en su mayoría, de terrenos rústicos, campestres, fincas, haciendas, etc., que generalmente no cuentan con inscripción a Registros públicos, Cofopri, Catastro Municipal u otros organismos de formalización predial; por lo que hay que redactar un contrato privado bien delimitado, específico y que cierre toda posibilidad que el comprador modifique o altere dicho documento. Por ejemplo, el área de terreno vendida puede ser modificada (de 500mt2 a 5,000mt2), para lo cual podría falsificar las firmas de los vendedores en un nuevo documento o en el mismo (para evitarlo, se debe firmar en todas las hojas, dejar sellado cada huella digital de las partes; y finalmente, especificarlo absolutamente todo en letras y números, cerrando espacios—-).
Consulta Nº 2.- “Yo compré un lote al norte de Lima, en la primera página donde figuraba mi nombre como comprador de la propiedad, el vendedor nunca me lo entregó ¿Me puede quitar el lote con esa página?”.-Enma.
Respuesta:
Ésta situación puede suceder en cualquier parte del Perú, y hasta en la misma Lima Metropolitana. Si se desea comprar un terreno donde sea que esté, lo primero que se debe hacer es tratar de inscribirlo en Sunarp a nombre propio o incluyendo al cónyuge, en caso de estar casado o casada. Cuesta no más de 150 soles.
Ahora, si el contrato (minuta) de compraventano no tiene todas las hojas completas, es imposible que pueda llegar a inscribirse en Sunarp.
Pero, si el terreno nunca tuvo inscripción en Registros Públicos, es muy probable que se de un abuso de confianza o de mala fe de los vendedores de tierras, ante lo cual es recomendable asesorarse bien antes de pagar la inversión y no firmar.
Es recomendable que pida (o exija) todos los documentos que son títulos antecedentes del inmueble que quiere comprar, pregúntese ¿para qué los va a necesitar el vendedor? ¿Qué esta pensando hacer con los papeles de un terreno que, en caso de venderse, ya no le pertenece? Al comprar un terreno, usted adquiere todos sus derechos, por eso, es recomendable pedir todos los anteriores títulos, constancias, actas, papeles municipales, entre otros.
Consulta Nº 3.- “Un señor me alquiló la pista diciendo que era parte de su terrenome alquiló la vía pública por años y yo no sabía. Él ha estado alquilando la vía pública y lo ha cerrado y lo ha trancado. Yo me enteré después de años cuando vi los planos de la municipalidad. Ya llevo un año de juicio con ese señor, desde cuando me enteré.” Pablo.
Respuesta:
Las cifras nunca mienten, en el Perú hay tan sólo un millón cuatrocientos mil títulos de propiedad inmueble que están registrados debidamente en SUNARP, faltan al menos 4 MILLONES. Por eso, el primer derecho que uno tiene en estos casos es tener seguridad legal de la transacción; y para ello, es necesario informarse acerca de la propiedad y del propietario.
Es recomendable acercarse a las oficinas Registrales (solicitar el número de la partida registral o nombre del arrendador) para ganar fe comprobada de que el arrendador actúa legítimamente, con derecho pleno sobre el área arrendada. También puede acercarse a la municipalidad con la dirección del inmueble que se pretende alquilar, incluso para averiguar licencias de uso compatibles al lugar (en caso sea para negocio). En suma, para firmar un contrato de alquiler o de venta se debe tener seguridad legal de la operación, la cual se puede adquirir buscando y comprobando información del propietario actual.
La recomendación anterior sirve también para saber si el bien inmueble le pertenece a una, dos o más personas, con lo cual evita contratiempos, y todo tipo de pérdidas.
Escrito por Joel Huancapaza el agosto 24

COSAS QUE SE SUELEN OLVIDAR AL HACER UNA REFORMA

Administracion de Edificios

COSAS QUE SE SUELEN OLVIDAR AL HACER UNA REFORMA


Es probable que a lo largo de nuestra vida pasemos por una, si no varias reformas en nuestro hogar, y cada una nos sirva como aprendizaje para la siguiente. Sin embargo, llevar a cabo esta hazaña tan personal y a la vez, tan compleja, conlleva un riesgo que se puede eliminar si tenemos en cuenta las cosas que se suelen olvidar al hacer una reforma.

Nuestra casa es nuestro templo, y como tal, queremos que represente nuestra personalidad, nuestro gusto y nuestra esencia, sin que ello suponga, a su vez, una pérdida de funcionalidad y pragmatismo en el día a día, puesto que pasaremos mucho tiempo en ella como para vivir incómodos. Es por eso que, con mayor o menor frecuencia, alguna vez nos veremos envueltos en una reforma y quien ya lo ha vivido sabe por lo que se pasa: caos, desorden, suciedad, equivocaciones, y “en la muestra parecía diferente”.

Es por ello que llevar a cabo una reforma no es poca cosa y como la obra que es, debemos tratar su gestión. Dedicarle el tiempo que requiera en planear nuestra reforma y vigilar hasta el más mínimo detalle son dos claves para vivir más tranquilos, mientras sometemos a nuestra casa a un proceso de remodelación. Tanto si lo hacemos por estética, como por arreglo, hemos de tener en mente una serie de cosas que se suelen olvidar al hacer una reforma para no pasar por alto ni el más mínimo percance con el que nos podamos enfrentar.

Por lo visto, con la crisis, aunque ha descendido el movimiento en el mercado inmobiliario, se ha disparado la demanda y contratación de servicios de reformas, como fontanería, albañilería, decoración, etc., lo que claramente es un síntoma de que ahora preferimos cambiar nuestra casa antes que mudarnos. Debemos ver esto como una oportunidad, ya que precisamente la proliferación de este tipo de negocios hará que contemos con un mayor número de oferta de servicios entre el que poder elegir el más competitivo. Eso, junto a estas cosas que no olvidar a la hora de hacer la reforma, nos asegurará el éxito en nuestro empeño.

Planificar, planificar y volver a planificar

Evidentemente, todos tenemos una estrategia más o menos completa de pasos a seguir cuando llevamos a cabo una reforma. Pero dependiendo de lo meticulosos que seamos, ésta dará mejor o peor respuesta a las demandas de los imprevistos con los que podamos contar, y no olvidemos que lo impredecible y las reformas domésticas van siempre de la mano, y que no hay reforma que no dé problemas. Cuanto antes aceptemos esto de que tendremos que reestablecer nuestro plan en algún momento, incluso varias veces, mejor nos adaptaremos a las exigencias de la reforma. A veces la ilusión por un aspecto nuevo de nuestra casa nos hace olvidar que, en ocasiones, para presumir hay que sufrir.

Tener en cuenta los espacios

¿Quién no se ha cegado imaginando cómo quedaría después de un apaño aquí, un arreglo allá…? Pero a veces olvidamos la distribución de los espacios, y esto puede convertirse en un grave problema. La decoración y la estética deben estar siempre y sin excepción sometidas a la funcionalidad y la comodidad, especialmente en aquellos sitios de nuestra casa en que se desempeñe un “trabajo”, como por ejemplo, la cocina. Los electrodomésticos tienen que estar rápida y fácilmente accesibles, y preferiblemente desde el mismo espacio. Si hay que hacer varios viajes entre la nevera y la vitrocerámica, por ejemplo, nos encontraremos con un diseño bastante mejorable. Así, lo más aconsejado es que veamos sobre plano cuáles serían nuestros movimientos en la estancia en la que estemos haciendo la reforma, y reflejar nuestros posibles pasos más frecuentes para ver si hay algo que podamos arreglar de acuerdo con una distribución más funcional de la habitación.

Reformar “en temporada”

Es posible que con frecuencia nos pille “el toro” y acabemos realizando nuestra obra en el último momento. Por eso, en la siguiente reforma que hagamos, no se nos olvidará tener en mente cuándo es más conveniente llevar a cabo los arreglos en nuestra casa. Por ejemplo, si queremos renovar el sistema de calefacción y adaptar uno que funcione por domótica, podemos realizar el cambio en verano, para poder aprovechar la buena temperatura. Si, por el contrario, deseamos instalar un sistema de aire acondicionado, lo haremos en invierno, pues es entonces, lógicamente, cuando la demanda baja, el precio también y además, no sufriremos el riesgo de que se agote el equipo que hemos elegido.

Las cosas que se suelen olvidar al hacer una reforma son difíciles de predecir, pero con la aplicación de estos consejos, podremos conseguir una gestión más eficiente e inteligente de nuestras obras.


Publicado por CanalHOGAR, 09 Feb 2016