¿ALQUILAR O COMPRAR UN DEPARTAMENTO? CONSEJOS PARA PAREJAS

Decidir entre alquilar o comprar un departamento es difícil. Aquí tocamos a detalle el tema sobre los factores que debemos considerar cuando tomamos esa gran decisión.

Pero en esta ocasión, queremos enfocarnos desde otra perspectiva. ¿Qué tipo de residencia debemos elegir cuando nos mudamos en pareja? Suena difícil, ¿verdad?. No hay que preocuparse, antes de tomar esa decisión existen algunas cosas que debemos tomar en consideración antes de mudarnos con tu pareja.
CUESTIONES DE DINERO A CORTO PLAZO
 Primero, cualquier persona que considera comprar un departamento necesita pensar sobre las implicaciones financieras a corto plazo. Es necesario preguntarnos a nosotros mismos si nuestro flujo económico será el mismo luego de cubrir los gastos asociados a la compra de una vivienda.
Estos gastos pueden incluir hipotecas, impuestos, seguros, mantenimiento, decoración, servicios públicos y otros gastos más. Una regla básica que todos debemos seguir es no gastar más del 30 por ciento de nuestros ingresos en vivienda. ¿Es posible lograr esto, siendo propietario de un departamento con tu pareja?

Es fácil para las parejas caer en el error de pensar que como tienen dos ingresos, pueden gastar el 30 por ciento del ingreso total en vivienda. No obstante, aquí es donde podemos ver una gran oportunidad para la pareja de preparar un futuro juntos.
Simplemente, deben pretender que uno de sus ingresos no existe, Al gastar no más del 30 por ciento de uno solo ingreso (a menudo el de mayor cantidad) en los gastos de vivienda, se puede destinar el otro ingreso para un fondo de emergencia.
UN CAMINO POR RECORRER
Lo siguiente es pensar sobre las implicaciones financieras a largo plazo al comprar o rentar un departamento. Lo recomendable es tener el valor de gastos tres a seis meses, guardados en una cuenta de ahorros en todo momento.  En la actualidad, con la economía variando constantemente, se recomienda aplicar lo mencionado anteriormente. Contando los gastos de matrimonio, de mudanza y el pago inicial, es sencillo ver cómo los ahorros de una pareja se reducen.
Si el pago de una inicial para un departamento significa un quiebre financiero para ustedes, lo más sensato será retrasar dicha compra hasta incrementar sus reservas financieras y quizás rentar un departamento sera una opción mucho más segura que les permita ahorrar dinero.
UN ESTILO DE VIDA IDEAL
 Las elecciones de estilo de vidas juegan un rol importante en determinar si debemos comprar o alquilar un departamento. Si a uno le encanta vivir en los suburbios, mientras que el otro no le gusta vivir en la ciudad, será necesario encontrar un punto geográfico común que brinde viviendas asequibles. Alquilar un departamento nos permite conocer diferentes lugares sin hacer compromisos a largo plazo.
El consejo más importante, al momento de tomar esta importante decisión es la clara, honesta y constante comunicación sobre sus necesidades y deseos. Luego, se debe usar esa información como bases para construir un plan financiero solvente que contemple tanto las cosas que planean tener, como un respaldo para imprevistos.
SITUACIÓN ACTUAL

Luego de haberse casado, ambos están en un punto en donde piensan sobre el largo recorrido que les espera juntos. Sin embargo, esto no quiere decir que estén listos para echar raíces. Algunas parejas aún no quieren tener hijos y todavía les gusta la idea de mudarse constantemente. Si se encuentran en ese estado, la mejor opción será alquilar un departamento.
Vivir en un departamento nos brinda la opción de reubicarnos si lo necesitamos. También hay que tener en cuenta los cambios de trabajo o traslados. Por ello es importante conversar con la pareja sobre a dónde planean dirigir su vida juntos como pareja. ¿Buscan mudarse en los próximos tres años? Si es así busquen alquilar una vivienda por un tiempo. Pero si planean ya establecerse, entonces lo mejor será comprar un departamento.
HISTORIAL CREDITICIO
 A continuación un buen consejo para parejas: ambos deben tener un sólido conocimiento sobre el historial crediticio del otro. Esta información podrá determinar si las parejas deben comprar un departamento o alquilar por un periodo más largo.
Si ninguno cuenta con un alto historial crediticio, sus posibilidades de obtener un préstamo son bajas. Si no sabemos si nuestro historial crediticio es bueno, entonces será necesario planear estrategias con la pareja para mejorarlo. Siempre hay que ser honestos acerca de nuestro historial crediticio, La situación financiera de cada uno es importante para la pareja.

FUENTE: Ciudaris inmobiliaria