¿ALQUILAR O COMPRAR UN DEPARTAMENTO? CONSEJOS PARA PAREJAS

Decidir entre alquilar o comprar un departamento es difícil. Aquí tocamos a detalle el tema sobre los factores que debemos considerar cuando tomamos esa gran decisión.

Pero en esta ocasión, queremos enfocarnos desde otra perspectiva. ¿Qué tipo de residencia debemos elegir cuando nos mudamos en pareja? Suena difícil, ¿verdad?. No hay que preocuparse, antes de tomar esa decisión existen algunas cosas que debemos tomar en consideración antes de mudarnos con tu pareja.
CUESTIONES DE DINERO A CORTO PLAZO
 Primero, cualquier persona que considera comprar un departamento necesita pensar sobre las implicaciones financieras a corto plazo. Es necesario preguntarnos a nosotros mismos si nuestro flujo económico será el mismo luego de cubrir los gastos asociados a la compra de una vivienda.
Estos gastos pueden incluir hipotecas, impuestos, seguros, mantenimiento, decoración, servicios públicos y otros gastos más. Una regla básica que todos debemos seguir es no gastar más del 30 por ciento de nuestros ingresos en vivienda. ¿Es posible lograr esto, siendo propietario de un departamento con tu pareja?

Es fácil para las parejas caer en el error de pensar que como tienen dos ingresos, pueden gastar el 30 por ciento del ingreso total en vivienda. No obstante, aquí es donde podemos ver una gran oportunidad para la pareja de preparar un futuro juntos.
Simplemente, deben pretender que uno de sus ingresos no existe, Al gastar no más del 30 por ciento de uno solo ingreso (a menudo el de mayor cantidad) en los gastos de vivienda, se puede destinar el otro ingreso para un fondo de emergencia.
UN CAMINO POR RECORRER
Lo siguiente es pensar sobre las implicaciones financieras a largo plazo al comprar o rentar un departamento. Lo recomendable es tener el valor de gastos tres a seis meses, guardados en una cuenta de ahorros en todo momento.  En la actualidad, con la economía variando constantemente, se recomienda aplicar lo mencionado anteriormente. Contando los gastos de matrimonio, de mudanza y el pago inicial, es sencillo ver cómo los ahorros de una pareja se reducen.
Si el pago de una inicial para un departamento significa un quiebre financiero para ustedes, lo más sensato será retrasar dicha compra hasta incrementar sus reservas financieras y quizás rentar un departamento sera una opción mucho más segura que les permita ahorrar dinero.
UN ESTILO DE VIDA IDEAL
 Las elecciones de estilo de vidas juegan un rol importante en determinar si debemos comprar o alquilar un departamento. Si a uno le encanta vivir en los suburbios, mientras que el otro no le gusta vivir en la ciudad, será necesario encontrar un punto geográfico común que brinde viviendas asequibles. Alquilar un departamento nos permite conocer diferentes lugares sin hacer compromisos a largo plazo.
El consejo más importante, al momento de tomar esta importante decisión es la clara, honesta y constante comunicación sobre sus necesidades y deseos. Luego, se debe usar esa información como bases para construir un plan financiero solvente que contemple tanto las cosas que planean tener, como un respaldo para imprevistos.
SITUACIÓN ACTUAL

Luego de haberse casado, ambos están en un punto en donde piensan sobre el largo recorrido que les espera juntos. Sin embargo, esto no quiere decir que estén listos para echar raíces. Algunas parejas aún no quieren tener hijos y todavía les gusta la idea de mudarse constantemente. Si se encuentran en ese estado, la mejor opción será alquilar un departamento.
Vivir en un departamento nos brinda la opción de reubicarnos si lo necesitamos. También hay que tener en cuenta los cambios de trabajo o traslados. Por ello es importante conversar con la pareja sobre a dónde planean dirigir su vida juntos como pareja. ¿Buscan mudarse en los próximos tres años? Si es así busquen alquilar una vivienda por un tiempo. Pero si planean ya establecerse, entonces lo mejor será comprar un departamento.
HISTORIAL CREDITICIO
 A continuación un buen consejo para parejas: ambos deben tener un sólido conocimiento sobre el historial crediticio del otro. Esta información podrá determinar si las parejas deben comprar un departamento o alquilar por un periodo más largo.
Si ninguno cuenta con un alto historial crediticio, sus posibilidades de obtener un préstamo son bajas. Si no sabemos si nuestro historial crediticio es bueno, entonces será necesario planear estrategias con la pareja para mejorarlo. Siempre hay que ser honestos acerca de nuestro historial crediticio, La situación financiera de cada uno es importante para la pareja.

FUENTE: Ciudaris inmobiliaria

CONFLICTOS EN CONDOMINIOS AUMENTAN POR JUNTA DE PROPIETARIOS INFORMALES


En Lima Metropolitana un 95% de edificios no tiene su junta inscrita en los Registros Públicos. Esto se debe al alto costo de la inscripción, que puede llegar a los S/. 3.500. Su ausencia genera que haya más morosos.

Hace unos 15 días, Ricardo Torres regresó a su departamento ubicado en la Prolongación Manco Segundo, en San Miguel, y se encontró con una ingrata sorpresa: habían robado sus pertenencias.

En este edificio hay 150 departamentos más y los ladrones entraron a la vivienda de Torres sabiendo que no había nadie. Fue a reclamar al Administrador del inmueble y este le dijo que no tenía responsabilidad porque la presidente de la junta de propietarios cambiaba al portero del edificio porque no le gustaba, cuenta. 

"En un mes se cambiaron a ocho porteros y después del robo ha ocurrido uno más en el edificio, pero nadie toma responsabilidad alguna. Ahora el administrador está no habido", dice indignado.  

Otra situación desagradable. Matilde Osorio vive en un edificio de Jesús María, en la avenida Garzón. Uno de sus vecinos dejó abierto el caño del agua de su departamento y esta llegó hasta al ascensor del edificio. La máquina se malogró y por ende todos los vecinos debían de pagar para arreglarla. Ahí surgió el problema, pues no todos querían pagar, cuenta Osorio al indicar que felizmente el responsable de esta negligencia pagó el 80% de la reparación. 

BUSCAR LA SOLUCIÓN

Los conflictos que puedan surgir en los edificios multifamiliares pueden ser resueltos a través de la junta de propietarios, cuya función es representar a todos los propietarios del edificio y buscar una buena administración de las áreas comunes de los edificios (pasadizos, escaleras, fachadas y jardines).

Hay una diferencia entre una junta formal e informal. La formal es la que está inscrita en los Registros Públicos, en tanto la informal, no. Indicó que esta última lidera en estos predios. 

"Hoy en día un 95% de edificios en Lima Metropolitana no tienen junta legal constituida y de eso se valen algunos propietarios para no pagar su cuota de mantenimiento porque no se puede iniciar la acción legal para cobrarles".

Detalló que esta informalidad se debe principalmente al costo de la inscripción pues varía entre S/. 2 mil y S/. 3.500. A ello se suma que los propietarios se preguntan para qué servirá dicho registro.

En los edificios suele haber más morosidad por los propietarios llegando hasta un 40%. "Como al vecino moroso no se le sanciona, otro vecino también deja de pagar y así se incrementa la deuda. A largo plazo esto va a afectar a los demás propietarios que están al día porque se le va a quitar el agua o la luz". Agregó que un rol importante de la junta de propietarios, sea formal o no, debe ser la elaboración de un reglamento interno, avalado en la Ley de Regularización de Edificaciones (Nº 27157).

"Mayormente cada año se cambia la junta de propietarios. Pero eso tiene que ver con el reglamento que elaboró la junta con apoyo de la constructora o la inmobiliaria".

VENTAJA DE LO FORMAL

Tener formalmente una Junta de Propietarios es como tener un DNI, con el cual se puede sacar un Registro Único de Contribuyente (RUC), contratar a empresas terceras para el personal de servicios del edificio (Limpieza y seguridad) poner en planilla a ese personal, abrir cuentas en las entidades bancarias y –a diferencia de lo ilegal– sí se puede abrir juicio a un moroso. "Al ser legal, al vecino que no paga el mantenimiento se le puede mandar una carta notarial. Si no hace caso, la junta puede interponer una demanda en el Poder Judicial. Puede determinar si se puede tomar una cochera y pagar la deuda que tiene".

Todo edificio multifamiliar debe tener un REGLAMENTO INTERNO

La ley de edificaciones establece que todo inmueble de propiedad compartida debe tener un reglamento interno, cuyo cumplimiento debe ser obligatorio.

El reglamento debe señalar las áreas, numeración y el uso al que deberá estar destinada cada una de ellas, ya sea vivienda, comercio, oficina o estacionamiento.

Debe precisar los derechos y obligaciones de los propietarios, así como las limitaciones y disposiciones que se acuerden.

Una junta legal puede hacer cualquier operación que el Reglamento lo permita y si la Junta lo ve conveniente. "Por ejemplo podrían alquilar la azotea para poner un aviso luminoso y tener ingresos. Eso puede reducir las cuotas de mantenimiento".

INFORMACIÓN

El 70% de edificios multifamiliares de Lima tiene conflictos de relación entre sus vecinos debido a la falta de información de las normas, deberes y derechos de convivencia por el departamento.

"Ellos dicen que han adquirido su departamento, pero en realidad han comprado un porcentaje del condominio. Es decir, no solo pagan por su vivienda, sino también por las áreas comunes (pasadizos, escaleras, fachadas y jardines), y las áreas exclusivas como el estacionamiento y el depósito".


EN CIFRAS

1 año es el tiempo de cambio de cada junta de propietarios.

40% es la morosidad de los edificios donde las juntas son informales.

S/. 3.500 es el costo de máximo de inscripción de la junta.

FUENTE: larepublica/pe