Top Ad unit 728 × 90

LA CONDUCTA DEL PORTERO

LA CONDUCTA DEL PORTERO

La actitud y comportamiento del portero debe ser de respeto y tolerancia, entendiendo que su valioso trabajo está orientado hacia la comunidad de propietarios de un edificio o conjunto residencial, los cuales serían en esencia sus empleadores originarios, puesto que los copropietarios son los que eligen la Junta Directiva, para que los represente.
No debe faltar los “buenos días, buenas tardes, buenas noches”, en el diario contacto con los residentes del edificio. Aun así debe mantener su condición de custodio del inmueble, y hacer las observaciones o llamados de atención, de muy buenas maneras, cuando algunos niños jugando, familiares o conocidos de algún propietario, o los propietarios mismos, alteren el ornato y limpieza de las áreas comunes del edificio, rayen los ascensores, ensucien el piso y los espejos, etc. De este tipo de acciones debe informar a la empresa administradora o a la Junta Directiva, de ser el caso.

HUMANIZACIÓN DE LAS RELACIONES DEL PORTERO


El hecho de que el portero realice el trabajo más operativo que tiene un edificio o conjunto residencial, no quiere decir que sea menos persona que el resto de los residentes del inmueble. Para este trabajador tampoco debe faltar los “buenos días, buenas tardes, buenas noches”. Como ser humano merece un tanto de respeto y consideración, por parte de la comunidad de propietarios.
LA CONDUCTA DEL PORTERO Reviewed by ASEO Y MANTENIMIENTOS on 10:00 Rating: 5



Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.